Envios gratis a partir de €100

Suscríbete para conseguir un -10% en tu primera compra

La historia de KOOKAÏ

¿Quiénes somos?

Creada en París de 1983, KOOKAÏ innova apostando por los jerséis coloridos de calidad y convence rápidamente a una comunidad entusiasta seducida tanto por la creatividad de las colecciones como por el lado vanguardista de sus comunicaciones. Poco después, en los años 90, Rob Cromb y Danielle Vagner, una modelo de moda en los años 80, desarrollaron la marca en Australia para convertirla en una de las etiquetas más atractivas de Oceanía. Este éxito les llevó naturalmente a retomar Kookai en Europa en 2017 para formar un grupo familiar binacional franco-australiano.


La colección KOOKAI está diseñada exclusivamente en nuestros estudios de Melbourne y París, en el marco de un proceso creativo y simbiótico en el que siempre estamos inspirados por la mujer KOOKAI y, a nuestra vez, creamos piezas que la inspiran continuamente.

¡Una aventura humana!

Hoy, a pesar de tener más de tres décadas de evolución, KOOKAÏ se mantiene fiel a sus orígenes, ofreciendo una colección impregnada del chic parisino y ofreciendo a las mujeres la oportunidad de abrazar su individualidad y el poder de expresión a través de su vestuario.


La mayor parte de la colección KOOKAI se produce en nuestras propias plantas de fabricación en Fiji y Sri Lanka, como parte de la búsqueda global de KOOKAI de una existencia ética y significativa.

En las tiendas de Australia, Nueva Zelanda y Europa, KOOKAI ofrece una experiencia única gracias a la cual la mujer KOOKAI puede trascender las fronteras de la moda, desafiando las tendencias y creando las suyas.

Nuestros valores

KOOKAI se preocupa por cómo se fabrica su ropa, por quién, y por el ambiente de trabajo de los empleados. Las condiciones de trabajo y el bienestar de los trabajadores son de vital importancia, por lo que hemos optado por encargarnos de todos estos puntos fielmente en nuestras propias fábricas de Fiji y Sri Lanka.


Insatisfechos con las condiciones de trabajo de algunas fábricas que visitamos en el extranjero, hemos tomado esta decisión con el fin de mejorar la transparencia de nuestra cadena de suministro y garantizar que tenemos un control y una visibilidad total sobre las condiciones de empleo de nuestros empleados de fabricación, así como también sobre la calidad de los productos fabricados.